Más allá de los versos

El 27 de agosto de 1635 muere en su casa de la calle de Francos -hoy calle de Cervantes- Félix Lope de Vega y Carpio, dejando tras de sí una estela de admiración y un Madrid enamorado de su teatro y de sus versos. En esta misma casa habían muerto también algunos de sus familiares más queridos, como su hijo Carlos o su última amante, Marta de Nevares. Durante los 25 años en que la habitó el escritor, los familiares y allegados de Lope fueron testigos de su creatividad y talento pero también de sus habituales amoríos, sus peleas literarias y sus tragedias personales. Los fantasmas de una vida tan intensa aún tienen vida entre los muros de la Casa Museo Lope de Vega…